martes, 6 de noviembre de 2007

Ceuta acoge a sus Reyes

Aragón Liberal. 6.11.2007. Ceuta acoge a sus Reyes



Por: Manuel de la Hera

Es así de simple: los Reyes llegan a una de las ciudades de su reino y la alegría se desborda. Sale a la luz, a la vista de todos los que están cerca y los que habitan en cualquier confín del mundo, lo que es la reacción natural de un amor largamente custodiado, en lo más íntimo del ser, por ese cariño especial que proporciona la esperanza.





Ceuta acoge a sus Reyes



¿Alguien ha podido creer, a lo largo de muchos años, que mujeres y hombres - de seres libres e inteligentes - se olvidaban de lo que su pedazo de tierra era en el seno de la comunidad a la que pertenece?. Que nadie juzgue de forma mezquina a quienes cada día han venido trabajando, con toda clase de privaciones, por el engrandecimiento de su Patria y por el respeto que merece.



El aislamiento, por razón geográfica, del resto de las tierras de los pueblos de España no ha sido, en ningún momento, motivo para que el pueblo de Ceuta sintiera disminuir el valor de la unidad en los afanes que a todos conducen - bajo una misma bandera, bajo un mismo Rey - hacia las metas nobles a las que aspiran todos los que saben de la necesidad de la libertad.



Nada hay que pueda separar a esta ciudad española, aunque sea de muy reducidas dimensiones, de lo más grande y noble a que pueda aspirar toda otra que tenga mayor tamaño y potencia industrial, comercial, económica o cualquier otra manifestación material. Los que nacen y viven en Ceuta, así cómo los que a ella llegan de todas partes para una estancia temporal, tienen y mantienen con entusiasmo su veneración por su Nación: por España.



Ceuta acoge a sus Reyes en éste primer lunes de Noviembre. Cualesquiera que sean las manifestaciones visibles de entusiasmo en las calles y los discursos institucionales que se produzcan, quedarán pequeños ante el silencioso e íntimo ardor del corazón de quienes dan vida al pueblo de Ceuta.



¿Acaso alguien cree que la distancia empequeñece el amor?. Pobre de quien piense así; pobre porque nunca ha sentido en su alma la gran riqueza que se atesora cuando día a día se ha deseado la presencia del ser amado, de lo que simboliza la unión y la guía hacia un mismo fin en el que se cree y en el que se tienen puestas todas las esperanzas.



Quienes no hemos tenido la fortuna de estar en Ceuta para recibir a los Reyes en ésta mañana otoñal, hemos sentido una especial vinculación con los que han hecho visible su amor a los Reyes y su confianza en los mismos. Hemos recordado, tal vez, algún tiempo de estancia en esa ciudad, o una simple visita de pocos días. En esos recuerdos se mantiene vivo y fuerte el amor de los ceutíes por sus Reyes; como el amor a la familia a la que no se olvida.



Es hora de sentirse emocionados y con el corazón rebosante de alegría. Una ciudad de España ha recibido a sus Reyes en una mañana deseada y largamente esperada. No pudo ser antes y bien que les ha entristecido a los Reyes esa tardanza, pero ahora este abrazo tiene una profundidad impresionante.



Manuel de la Hera Pacheco.- 5.Noviembre.2007

No hay comentarios: