miércoles, 28 de noviembre de 2007

Nuria Chinchilla: “MI TRABAJO, MI FAMILIA Y YO: EN BUSCA DEL PUNTO DE EQUILIBRIO”.

Aragón Liberal  28.11.2007. Nuria Chinchilla en Zaragoza. "MI TRABAJO, MI FAMILIA Y YO: EN BUSCA DEL PUNTO DE EQUILIBRIO".

 


 

Por: María del Mar Martínez Marqués

Este es el título de la conferencia de impartió Nuria Chinchilla este lunes en el Hotel Palafox. Nuria Chinchilla es Doctora en Economía y Dirección de Empresas y MBA por el IESE (Universidad de Navarra), licenciada en derecho por la Universidad de Barcelona, profesora de IESE Business School y directora del Centro Internacional Trabajo y Familia...


 

"MI TRABAJO, MI FAMILIA Y YO: EN BUSCA DEL PUNTO DE EQUILIBRIO". 


 

Este es el título de la conferencia de impartió Nuria Chinchilla este lunes en el Hotel Palafox. Nuria Chinchilla es Doctora en Economía y Dirección de Empresas y MBA por el IESE (Universidad de Navarra), licenciada en derecho por la Universidad de Barcelona, profesora de IESE Business School y directora del Centro Internacional Trabajo y Familia. Está casada y es madre de una hija. Es consultora de empresas y miembro de varios consejos. Es autora de varios libros entre ellos el que ayer presentó "Dueños de nuestro destino. Cómo conciliar la vida profesional, familiar y personal" del que también es coautora Maruja Moragas.  


 

Comenzó su alocución exponiendo los sorprendentes resultados de un estudio realizado en el IESE sobre cinco mil familias, en las que ambos progenitores trabajaban fuera de casa, sobre las causas de las dificultades con las que los profesionales se enfrentan a la hora de conciliar el ámbito laboral y familiar. La causa prioritaria del conflicto trabajo-familia-vida personal, antes incluso que los horarios escolares, es, según este estudio, el modo personal de afrontar y combinar esa realidad. Así, hay padres de seis hijos que viven menos el conflicto que padres de un solo hijo. La clave, en consecuencia, está en la persona. En primer lugar hay que saber conciliar con uno mismo. Muchas veces vivimos volcados en lo externo por falta de tiempo para pensar en nuestro interior. Sólo conociéndonos sabremos sacar las máximas posibilidades de nosotros mismos, sabremos si seremos capaces de lograr los objetivos que nos proponemos y de esta forma no desarrollaremos una baja tolerancia a la frustración, que es un mal muy extendido entre los adultos y todavía más entre los jóvenes y niños de hoy. Tenemos que tener clara cuál es nuestra misión familiar, personal y profesional, es decir, tener un proyecto de vida y conseguir el éxito tanto objetivo como subjetivo.


 

Una vez que aprendemos a conciliar con nosotros mismos debemos aprender a conciliar con la familia y a esto también hay que dedicarle tiempo. Nuria contó una anécdota de un ejecutivo que le manifestó: "yo con mis hijos despacho los sábados por la mañana". La familia es muy importante, de hecho, muchas de las competencias directivas más valoradas en las empresas, se aprenden precisamente en la familia: la capacidad de liderazgo, la integridad, la iniciativa, el trabajo en equipo, la comunicación, la mejora personal... etc.


 

La incorporación de la mujer al mercado de trabajo ha determinado un cambio de la cultura empresarial. El ámbito laboral estaba diseñado para hombres y en breve estará diseñado para mujeres y hombres. Flexibilidad de horarios, trabajo en casa, cambio de horarios, guarderías en las empresas, etc, permitirán que hombres y mujeres conciliemos la vida familiar y laboral. La discriminación no se produce por ser mujer, sino por ser madre y esta tarea ha de ser compartida.

pie de foto

Un paso más allá de la conciliación de familia, trabajo y vida personal es la integración de la vida entera. El secreto para reconciliar los distintos ámbitos, es poner orden en el corazón, desarrollando al máximo su elasticidad.


 

Concluyó con unos versos de León Felipe: "Voy con las riendas tensas y refrenando el vuelo, porque no es lo que importa llegar sólo ni pronto, sino llegar con todos y a tiempo".

 
 
 
 
 
 

No hay comentarios: