sábado, 1 de diciembre de 2007

Declaración de Impacto Ambiental por el Ministerio de Medio Ambiente de la autovía Campo Romanos-Calatayud (Zaragoza)


1.12.2007.


Por: Federico Rodríguez

El Ministerio de Medio Ambiente ha formulado la Declaración de Impacto Ambiental favorable a la realización del proyecto “Autovía Campo Romanos-Calatayud (Zaragoza)”, obra promovida por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento.


• El proyecto tiene por objeto la conexión de la autovía Levante-Aragón (N- 330) con la autovía N-II, en el tramo comprendido entre Campo Romanos y Calatayud

29 nov. 07.- El Ministerio de Medio Ambiente ha formulado la Declaración de Impacto Ambiental favorable a la realización del proyecto “Autovía Campo Romanos-Calatayud (Zaragoza)”, obra promovida por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento. La DIA, que hoy se publica en el BOE, ha resuelto que siempre y cuando se autorice en las condiciones señaladas en la misma, que se han deducido del proceso de evaluación ambiental, quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

El proyecto tiene por objeto la conexión de la autovía Levante-Aragón (N-330) con la autovía N-II, en el tramo comprendido entre Campo Romanos y Calatayud.

De las tres alternativas propuestas para el trazado de la nueva autovía, el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) considera que la denominada “Alternativa 1” es la mejor desde el punto de vista territorial. Esta alternativa se inicia a la altura del enlace de Lechón en la autovía de Teruel-Zaragoza y finaliza en la N-II, al sur del polígono industrial “La Charluca” en el término municipal de Calatayud con una longitud de 43,300 km.

La DIA hoy aprobada establece las medidas necesarias para evitar la afección sobre la vegetación, como son delimitación del perímetro de la zona de ocupación, jalonamiento de la vegetación natural de interés y restauración vegetal e integración paisajística de las zonas afectadas con especies autóctonas. Para la protección de la fauna se evitarán las actuaciones más impactantes durante el periodo de reproducción (abril-junio); se acondicionarán las estructuras de cruce transversal de la autovía, en especial los drenajes, para que funcionen como dispositivos de paso de fauna reduciendo el efecto barrera y se realizará un vallado perimetral, con trampillas unidireccionales que permitan el escape de la fauna atrapada dentro.

Con el fin de proteger la hidrología se evitará la ubicación de instalaciones, zonas de acopio de materiales, prestamos, vertederos etc, en las zonas próximas a los cauces de drenaje natural del territorio, se realizarán obras de drenajes transversales en todos los cauces interceptados por el trazado, se instalarán barreras de sedimentación y balsas de decantación para evitar el arrastre de sólidos a los cauces. El parque de maquinaria contará con zonas impermeabilizadas para impedir la contaminación de las aguas subterráneas. Se repondrán las vías pecuarias afectadas por el proyecto, garantizándose su continuidad y usos existentes en coordinación con los organismos competentes y se garantizará la reposición de todos los servicios y servidumbres afectados por la ejecución del proyecto en coordinación con los ayuntamientos y demás interesados.

CONDICIONES AL PROYECTO

Con anterioridad al comienzo de las obras se realizará un reconocimiento del trazado de la autovía por un botánico con el fin de detectar la presencia de especies en peligro de extinción, vulnerables o de interés especial según el catalogo de especies amenazadas de Aragón. Si se detectara la existencia de dichas especies se jalonará la zona adaptando, en su caso, el trazado de la vía para evitar al máximo las afecciones sobre estas formaciones vegetales. Se realizará un inventario de la superficie del hábitat óptimo para la alondra Dupont en el tramo entre Lechón y Nombrevilla, debiéndose adaptar el trazado de la carretera para no interferir en dicho hábitat. En el caso de que se vayan a realizar voladuras, éstas no podrán realizarse durante el periodo comprendido entre el 15 de febrero y el 30 de junio, a fin de evitar afecciones sobre poblaciones de águila perdicera.

En la ejecución del proyecto se utilizarán prioritariamente betunes modificados con caucho y/o betunes mejorados con caucho procedentes de neumáticos fuera de uso y, siempre que sea posible, se utilizarán prioritariamente áridos y otros productos procedentes de la valorización de residuos.

No hay comentarios: