miércoles, 2 de julio de 2008

LOS MUNICIPIOS DEL JALÓN COMPLETAN SU PRESENCIA EN EL PABELLÓN DE LA DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA RECUPERANDO LA INFLUENCIA DEL CID

2.7.2008.



Por: Redacción

Julio se ha estrenado en el pabellón de la provincia de Zaragoza con la celebración de ocho municipios de la cuenca del río Jalón. Entre ellos, la localidad de Terrer ha aprovechado su estancia en la muestra para relanzar la recuperación de la presencia del Cid Campeador en este pueblo de la Comarca de Calatayud.


LOS MUNICIPIOS DEL JALÓN COMPLETAN SU PRESENCIA EN EL PABELLÓN DE LA DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA RECUPERANDO LA INFLUENCIA DEL CID

(01/07/08).- El mes de julio se ha estrenado en el pabellón de la provincia con el tercer día dedicado a varios municipios de la cuenca del río Jalón. En concreto ha sido el turno de Grisén, Terrer, Torrehermosa, Monreal de Ariza, Alconchel de Ariza, Bárboles, Cabolafuente y Contamina que han aprovechado su estancia en la muestra para enseñar algunas de sus atractivos más importantes a través de audiovisuales que se han proyectado en las pantallas del pabellón.

Las corporaciones municipales han sido recibidas tanto por la diputada delegada de Expo de la DPZ, María José Navarro, como por el presidente de la institución provincial, Javier Lambán. Éste les ha recordado que la muestra “es un logro conseguido con el esfuerzo de los habitantes de todo Aragón y de toda la provincia de Zaragoza”, por lo que les ha animado a conocerla desde “el orgullo de lo que somos capaces de hacer si trabajamos juntos”. Lambán, además, ha expresado su deseo de que la Exposición Internacional sirva de impulso al medio rural zaragozano. De hecho, ha recordado que la Exposición hispano-francesa que se celebró en la capital aragonesa en 1908 “fue hecha por una generación que se propuso revitalizar la economía de los pueblos con industrias harineras y de fabricación de azúcar”.

TERRER, EN EL CAMINO DEL CID

Además, Terrer ha traído una novedosa interpretación de nombramientos de caballeros y damas de honor para empezar a poner en valor su presencia en el Cantar del Mío Cid dentro de la batalla de Alcocer. Esta localidad está potenciando esta cualidad con la posada del Cid que han levantado y la construcción de un castillo-restaurante “Doña Jimena”, mujer del Campeador, para rememorar ese hecho.

Será la primera vez que se lleven a cabo estos nombramientos que, a partir de ahora, se repetirán cada año en la Semana Cultural de Terrer. Los caballeros o damas son nombrados por el alcalde, Francisco Marco Saz, que interpreta la figura del Cid, y un personaje que representa al obispo que da fe de esta designación. Tras el juramento de valor, humildad, justicia, generosidad y lealtad, se les otorga un diploma del nombramiento. “Queremos empezar en la Expo para el año que viene iniciar la representación de la batalla entre los caballeros del Cid y los moros que tuvo lugar en Terrer”, ha explicado el primer edil terreño, Francisco Marco.

Asimismo, Terrer ha acercado al pabellón de la provincia de Zaragoza una exhibición de bolilleras y zurcidoras, una tradición muy arraigada en este municipio de la Comarca de Calatayud, y un pintor de la localidad, que ha realizado un lienzo en presencia del público. Por último, el Ayuntamiento ha destacado también su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de principios del siglo XV, cuya torre mudéjar y ábside son Patrimonio Cultural desde el año 2002.

Por otro lado, Cabolafuente, uno de los pueblos más pequeños de la Comarca de Calatayud, ha acercado hasta el Pabellón de la provincia su rica cultura en materia de agua, elemento vertebrador de la Exposición Internacional de Zaragoza. Con tan sólo 54 habitantes, Cabolafuente es una referencia en patrimonio hídrico. De hecho, su Consistorio ha creado cuatro rutas turísticas enlazadas por las 21 fuentes de la localidad. Entre todas ellas, destaca la Fuente Vieja, uno de los complejos hidráulicos más históricos de Zaragoza. Su agua brota de un manantial a ocho metros de profundidad Y corre por un encañado de 200 metros hasta llegar a la fuente de dos caños y un pilón que comunica, a su vez, con el abrevadero. Este conjunto arquitectónico del siglo XV se completa con un lavadero.

No hay comentarios: