miércoles, 21 de octubre de 2009

Una nueva Aula de Consumo ha abordado las necesidades y servicios de la población envejecida

 


 
Durante la jornada, entre otras cosas, se han dado recomendaciones para la gestión de los ingresos económicos y se han aportado pautas para mejorar la calidad de vida

"Las necesidades de consumo y servicios en los ciudadanos mayores" ha sido el título de la última Aula de Consumo que ha inaugurado el director general de Consumo, Francisco Catalán. En esta sesión se ha querido aportar una serie de pautas para que las personas mayores de 65 años consigan tener buena calidad de vida y autonomía en la Comunidad.

"Es muy importante el papel que desempeñan las personas mayores porque entendemos que pueden trasmitir a los jóvenes valores como el consumo social, responsable, sostenible y respetuoso con el medio ambiente y sobre todo, trasmitir los derechos y obligaciones que los ciudadanos tenemos como consumidores" ha explicado el director general, Francisco Catalán.

Una de las características de la sociedad moderna es el crecimiento de la población de la tercera edad. Como consecuencia de ello existe una creciente necesidad de enseñar a conservar y mejorar las habilidades funcionales de los ciudadanos al envejecer y, así, procurar una mejora de la calidad de vida, además de enseñar a este colectivo a manejarse de forma independiente.

Las conferencias que se han impartido en el Aula de Consumo se han centrado, entre otros asuntos, en cómo llevar a cabo la gestión de los ahorros de forma segura y productiva y en el envejecimiento y la salud funcional.

Este último tema, tal y como se han comentado durante la jornada, es fundamental para conseguir un envejecimiento saludable, ya que la forma en que se vive este proceso, la salud y la capacidad funcional, depende no solo de la estructura genética, sino también de cómo y dónde se ha vivido.

Asimismo, se ha aprovechado este espacio para recordar las actividades culturales e intelectuales que ofrece la Universidad de la Experiencia de Zaragoza. Se trata de programas formativos destinados apersonas mayores de 60 años, que se imparten en Zaragoza, Teruel, Huesca, Sabiñánigo, Utebo, Jaca, Barbastro, Calatayud, Ejea de los Caballeros y Monzón.

La oferta formativa de la Universidad de la Experiencia, organizada por la Universidad de Zaragoza en colaboración con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, incluye tres bloques de actividades: programa básico, curso de actualización y diploma de formación. En ella, los alumnos pueden seguir de manera individual o simultánea durante tres años en horario de tarde. Los temas son muy variados y abordan ámbitos como la cultura, la ciencia, la política y la sociedad.

No hay comentarios: